Lo imaginaba...

Las historias de clientes, dinero y golpes en la cabeza... siempre generan interés.

Si te apuntas a nuestra lista te cuento cómo le di la vuelta por completo al asunto, para dejar de trabajar para el RGPD y conseguir que el RGPD trabajara para mí.

La culpa fue de una pregunta con algo de mala leche que me hizo clic en la cabeza🧠 y cambió mi forma de afrontarlo. Cuando lo veas, tú también vas a poder aplicarlo de inmediato.

Si quieres conocer la historia, déjame que antes te haga una pregunta ¿Qué perfil encaja más contigo?